septiembre 18, 2020

ABC para saber cómo comer mejor [II Parte]

Saber cómo comer mejor no se trata de organizarte muchísimo, de hacer listas de compras super largas y costosas, y mucho menos de cocinar cosas aburridas, insípidas y complicadas. Casi siempre lo que nos impide dar el paso es el miedo, la pereza y las muchas excusas que nos ponemos para dejarlo para después. Pues la verdad es entender cómo comer mejor es muy fácil, y si tienes las motivaciones adecuadas, será un cambio que perdure en el tiempo.

"Es muy importante que evites comprar todo tipo de tentaciones no saludables. Si no lo tienes en tu cocina, pues evitarás comer cosas que estás tratando de dejar."

En esta Segunda Parte encontrarás tips y recomendaciones prácticas para que puedas tener éxito en el intento de comenzar y mantener una alimentación más sana. Si no has leído la Primera Parte, te recomiendo que le des una ojeada porque ahí escribo sobre los pasos previos a empezar, y la preparación mental que puede ser muy útil para no desistir en medio del cambio.

En este punto ya podemos comenzar con los pasos prácticos para aplicar en nuestra cocina. Lo primero es hacer tu lista de mercado. Te recomiendo que leas este artículo para aprender cómo hacerla si estás empezando tu nuevo estilo de vida. Es MUY IMPORTANTE que evites comprar todo tipo de tentaciones no saludables. Si no lo tienes en tu cocina, pues evitarás comer cosas que estás tratando de dejar. Es mejor dejar esas tentaciones o “pecaditos” para momentos especiales o antojos de vez en cuando. De eso hablaremos más adelante.

"Es clave en este paso que trates de agregar muchas verduras a todas tus comidas, en lo posible."

Ya hiciste tu lista, ya compraste todo, lograste evitar comprar comida chatarra. ¿Y ahora qué sigue? La parte más divertida (o al menos para mí): cocinar. Es momento de ponerte a buscar recetas en libros, tutoriales en YouTube, Blogs, etc. Empieza por cosas simples mientras vas a prendiendo a gestionar tu alimentación. Es clave en este paso que trates de agregar muchas verduras a todas tus comidas, en lo posible. Es claro que en la granola con leche de almendras que te vas a comer por la mañana no vas a ponerle un manojo de espinaca, pero en todas las comidas que veas una oportunidad de agregarlas, hazlo. Es increíble la cantidad de recetas que hay hoy en día, incluida la pastelería y los desayunos, que incorporan las verduras para enriquecerlas nutricionalmente, sin cambiar o perjudicar su sabor. Desde los famosos batidos verdes, hasta pancakes, tortas y pizzas.

"Hace parte de una buena salud hacerte feliz."

Ahora, no te desanimes cando tengas muchas ganas de comerte uno de esos “pecaditos” de los que hablábamos. Hace parte de una buena salud hacerte feliz. No está mal de vez en cuando comerte un postre o un plato especial que tal vez no se acerque al modelo de alimentación saludable. Está bien a veces querer un croissant relleno de chocolate y comérselo. Está bien no ser “perfecto” todo el tiempo. Lo importante en estos casos es hacerlo DE VEZ EN CUANDO, y no volverlo un hábito. Aprovecha las ocasiones especiales como fiestas, cumpleaños, eventos, para disfrutar de este tipo de comidas. Recuerda que, si estás llevando una relación sana con tu comida en general, y la mayoría de lo que comes es sano y muy nutritivo, tu cuerpo está preparado para recibir esa pequeña parte que no es tan sana, y fluir bien con eso. Esta regla sólo aplica si, verdaderamente estás cumpliendo con una alimentación verdaderamente sana.

"nadie dijo que fuera fácil, nadie dijo que no te vas a equivocar"

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones para no fracasar en el intento de mantener tu estilo de alimentación cuando comes fuera de casa. Escoge platos que contengan verduras y buenas proteínas. Trata de escoger combinaciones donde varíes lo que estás comiendo: por ejemplo, no pidas de entradas tostadas, luego pasta, y al final milanesas, estás repitiendo en todos tus platos trigo, trigo y más trigo. Privilegia la variedad y las comidas más ligeras. Si vas a comer pan de restaurante, y no sabes cuál, dale la oportunidad a al pan integral e infórmate con el personal si sus panes son elaborados con masa madre, en caso siéntete tranquila de comerte uno o dos pedacitos sin problema. Aprende más sobre los beneficios de las levaduras naturales y la Masa Madre en este artículo.

Para terminar, es importante que sepas esto: nadie dijo que fuera fácil, nadie dijo que no te vas a equivocar. Las personas a tu alrededor te van a cuestionar y bombardear con todo tipo de preguntas y prejuicios sobre tu nueva manera de comer, te lo aseguro. No se te olvide que NO IMPORTA. Mantén tu concentración y enfoque en lo que TU QUIERES. Al final quien decide sobre tu cuerpo eres tú. Empezar es solo la primera parte de sentirte muy muy bien contigo, de empezar a notar cómo ciertos dolores desaparecen y cómo todo se acomoda. Te prometo que tu cuerpo te va a hacer saber en todas las maneras posibles lo agradecido que estará contigo por todos tus esfuerzos.

Si te interesó este artículo, te invito a ver más como este en mi Blog sobre alimentación consicente y cómo empezar a cambiar tu estilo de vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR