octubre 31, 2020

Health Coaching: Cómo Dejar tus Malos Hábitos Sin Fracasar – De Nuevo – en el Intento

Cuando te das cuenta que las dietas no son la manera de cumplir metas pero no sabes por dónde empezar, lo que necesitas es una buena guía y un plan de acción que funcione para ti.

¿Te imaginas seguir un camino que no te obligue a eliminar para siempre las cosas que más te gustan y con el que además aprendas muchas cosas nuevas sobre tu cuerpo y tu felicidad?

Es probable que te hayas sentido perdida entre tantos influencers en Instagram contándonos qué hicieron para lograr tener esos cuerpos, entre tantos libros con dietas milagrosas y entre tantos mitos que escuchamos todo el tiempo. Ya no sabes que creer o a quién seguir. Tanto bombardeo de información nos hace finalmente darnos cuenta de que no porque a otros les funcionó, a mí me tiene que funcionar también.

En Mahi te proponemos una alternativa integral, el Health Coaching. Tu Coach está ahí para acompañarte y guiarte por tu camino de exploración y autodescubrimiento.

Qué es el Health Coaching y Cómo Funciona

Cuando trabajas con un Coach no esperes un plan preestablecido de “dieta” o “Plan de alimentación”. El Coach es un profesional que te ayudará a conocerte mejor para entender qué es lo que mejor funciona para ti según tus objetivos.

Un Coach no te dice qué hacer, sino que escucha atentamente la información que le proporcionas, identifica qué acciones o hábitos te están alejando de ser la persona que sueñas y luego construye un proceso de guía para acompañarte en tu camino.

Este proceso inicia con una consulta inicial sin costo en la que el Coach y tú se conocen y hablan de ti, de tu vida, de tu historia y de tu salud. Por supuesto, también son protagonistas tus metas, todo lo que quieres lograr y la persona que sueñas con ser algún día. Al final de esta sesión el Coach te explica el programa que te ofrece para acompañarte en el proceso de cambio de hábitos, que, seamos honestos, no es fácil sin una buena guía.

Fundamentos del Coaching

  • SOMOS ÚNICOS: Cada persona tiene necesidades únicas de alimentación y estilo de vida. Lo que es un alimento para una persona puede ser veneno para otra. Por eso las dietas estandarizadas no funcionan a largo plazo.
  • NO SÓLO COMIDA: No se trata sólo de lo que comes, se integran todos los demás factores presentes en nuestra vida cotidiana: tus relaciones, una carrera satisfactoria, actividad física y una consciencia espiritual.
  • SIN RESTRICCIONES: Al consumir con regularidad alimentos que sean buenos para ti y que te gusten, naturalmente tendrás menos deseos de consumir alimentos menos nutritivos. Así lograrás sacar la comida poco saludable de tu dieta.
  • ENTENDER LOS ANTOJOS para comprender lo que tu cuerpo o mente necesita y entender lo que realmente te está diciendo. Esto te permitirá conocerte y tomar mejores decisiones.
  • ESTADOS DE ÁNIMO: La ciencia y la experiencia lo comprueban… Lo que comemos afecta nuestros pensamientos, cómo nos sentimos emocionalmente y hasta qué decisiones tomamos.
  • 80-20: Salud también es dejarnos llevar de vez en cuando y disfrutar. Un estilo de vida saludable al 80% es capaz de soportar ese 20% de pequeños placeres que no tiene por qué hacerte sentir mal.
  • ENERGÍA DEL ALIMENTO: Entender la importancia de los métodos de producción del alimento animal o vegetal, y el efecto de la energía de quien cocina sobre nuestros alimentos.
  • LA CREENCIA: Algunos prefieren llamarlo «El Efecto Placebo», otros simplemente creemos que es Fe. En cualquier caso, el poder de la creencia es un ingrediente 100% necesario para la autosanación.

Diferencias con Nutricionistas o Dietistas

  1. Un Health Coach trabaja a largo plazo con un seguimiento constante, un Nutricionista puede trabajar o no a largo plazo.
  2. El enfoque principal de un Nutricionista es la Alimentación Dietaria, mientras que para un Health Coach lo que comemos no siempre está en primer plano.
  3. Tu Coach trabaja con otras maneras de nutrición no relacionadas con la comida, como la carrera, las relaciones, la creatividad, espiritualidad, entre muchas otras, el nutricionista trabaja con la comida y el ejercicio únicamente.
  4. El nutricionista diagnostica uno o varios problemas específicos del paciente estudiando los síntomas y causas para tratarlos directamente con un plan. El Health Coach no diagnostica nunca, más bien trabaja con el bienestar integral de la persona permitiendo al consultante guiar las sesiones hacia sus principales preocupaciones de salud, y se trabaja sobre la Raíz del problema, no sobre los síntomas.
  5. El nutricionista prescribe medicamentos, suplementos o tests de laboratorio, tu Coach en cambio se limita a dar pocas recomendaciones por sesión enfocadas en las diferentes áreas de salud de la persona.
  6. El nutricionista trabaja con un cálculo de gasto de energía vs. Consumo de calorías. Por el contrario, tu Coach prioriza la calidad de las calorías y cómo incorporarlas en tu dieta de manera fácil y gradual.

¿Por qué Funciona?

Crear hábitos es una tarea que requiere de tiempo y esfuerzo constante. No vas a construir una costumbre en un solo día y con una sola sesión, por eso el acompañamiento a largo plazo es fundamental.

Además, ¿qué pasa si tienes un mal día, o si un día tuviste un antojo, no lograste seguir tu plan, y no sabes cómo mantenerte motivada para retomar tu objetivo? Tener un Coach que te acompañe a largo plazo te ayudará a no desfallecer en esos días en que no encuentras manera de seguir.

Sin prohibiciones ni obligaciones, ¿qué puede salir mal? Cuando eres tú quien escoge el cambio es mucho más fácil.

Estoy segura de que ese objetivo que tienes – sea cual sea – es posible, y que el proceso te traerá más recompensas de lo que te imaginas. Pide tu primera sesión, no tiene ningún costo y seguramente te aclarará muchas dudas que tienes ahora mismo sobre el programa que manejo para ayudarte a ser la persona que quieres ser.

Agenda aquí tu sesión introductoria sin costo en el horario y fecha que te quede más cómodo. ¡Estaré encantada de conocerte y de ver todo lo que podremos lograr juntas!

Con amor,

Daniela

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR