noviembre 7, 2020

Yogur Griego Hecho en Casa sin Yogurtera

Comer Yogur es una manera deliciosa de incorporar alimentos fermentados a tu dieta, sin necesidad de complicarte la vida buscando ingredientes raros.

El problema es que en el mercado encontramos yogures llenos de aditivos, espesantes, azúcares y colorantes (aprende cómo hacer tu lista de compras aquí). Si queremos escoger siempre la opción más saludable, definitivamente la mejor elección es el Yogur Griego Hecho en Casa.

Es muy fácil de hacer y solo necesitas dos ingredientes. Además, te enseñaré a hacerlo sin necesidad de utensilios sofisticados y costosos. Simplemente necesitarás un horno de casa y ya está.

Como Bonus, te daré mi receta de Mermelada de moras silvestres Sin Azúcar para que acompañes tu Yogur casero.

Yogur Griego Hecho en Casa

INGREDIENTES

Receta para 4-5 frascos pequeños aproximadamente (entre más cremoso y espeso lo quieras, menos cantidad de yogur obtendrás por litro de leche. Entre más ligero o «líquido», más yogur tendrás al final. Depende 100% de ti.

Para el Yogur Griego: 

  • 1 Litro de Leche Fresca preferiblemente (en su defecto puedes usar pasteurizada también)
  • 1 vasito de Yogur natural sin azúcar (aprox. 120 gr)

 

Mermelada de Moras sin Azúcar:

  • 500 gr de Moras Silvestres
  • 15 dátiles picados y remojados
  • Zumo de 1 limón
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 vaina de Vainilla
Yogur Griego Casero

Procedimiento

Para el Yogur Griego:

  1. Calienta la leche a 40 grados centígrados (mídelo con un termómetro), puedes hacerlo en olla o en microondas. 
  2. Agrega el yogur natural y revuelve bien hasta no tener grumos.

3. Pon la mezcla en un recipiente con tapa y consérvalo a 40 grados Centígrados durante 8 horas. Para esto puedes dejarlo en el horno encendido a baja temperatura, no es necesario tener una fermentadora o yogurtera. Otra opción es ponerlo dentro del microondas apagado, y cada 30 minutos poner una ollita con agua caliente adentro que libere vapor al microondas y mantenga el espacio tibio mientras pasan las 8 horas. Lo importante es que la leche conserve los 40 grados C.

4. Tras este paso debes filtrar la mezcla, ya sea con un filtro o un paño y dejar reposar en la nevera. Déjalo colar ahí el tiempo que desees según la consistencia que quieras. Si lo quieres muy espeso, déjalo aproximadamente 2 horas, si lo quieres ligeramente cremoso déjalo 1 hora. Si prefieres que sea líquido no lo filtres o déjalo sólo 30 minutos. El filtro soltará líquido, este es el suero de la leche. No lo usaremos ya que esta es la parte más difícil de digerir de la leche. 

5. Por último, pon el yogur una vez filtrado en un recipiente de cierre hermético y consérvalo hasta 5 días. Puede ser en varios frascos limpios o en un recipiente grande de plástico.

Para la Mermelada:

  1. Poner todos los ingredientes en una olla  y cocinar a fuego lento por 30 minutos o hasta que la mezcla esté densa y gelatinosa.
  2. Dejar enfriar completamente y verter en el fondo de los frascos de Yogur. Luego rellenar con el Yogur. 
  3. En caso de no juntarla con el yogur, la mermelada durará en la nevera hasta 1 semana. 

Esta receta está buenísima para personas que no tienen problemas con los lácteos pero que no quieren llenarse de azúcar y aditivos con los productos industriales. Si este es tu caso y quieres aprender los mejores Tips que te puedo dar para lograr tus metas de salud, mira este artículo sobre Los 5 secretos para Establecer y Cumplir Objetivos de Salud que Muchos Expertos Jamás te Dirán .

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR